RSS
Ver las 1001 películas del libro "1001 películas que debes ver antes de morir" y hacer un pequeño post sobre cada una. Puedes seguir mis progresos en esta lista

#620. Annie Hall (1977)


Ficha técnica: IMDB Wikipedia  Filmaffinity
Vistas: 57
Restantes: 944
Vista en: 25 de Abril de 2012.
Lugar: En casa.


"A relationship is like a shark. It has to constantly move forward or it dies. /
Una relación es como un tiburón. Tiene que avanzar todo el rato o se muere."
Alvy, es un neurótico comediante de Nueva York que se ha divorciado dos veces de mujeres demasiado intelectuales. Gracias a un amigo común, conoce a Annie, una chica de buen corazón algo cabeza hueca. Él le enseñará a ella cosas sobre arte, literatura,... y ella le enseñara a él a divertirse y ver la vida con otros ojos.   

WOODY ALLEN II. Hacia la madurez.
(primera parte)  (tercera parte)

ANNIE HALL (1977)

En 1975 Woody Allen estaba en la cresta de la ola como comediante. Sus películas tenían una gran acogida y el público las consideraba tremendamente hilarantes. Sin embargo, Woody se sentía algo cansado de hacer películas de gags donde la historia y la emotividad se sacrificaban en el altar de la risa. Entonces tomó una decisión que cambió completamente su carrera: su siguiente película no sería una comedia.
“fue un cambio de orientación muy importante para mí. Tuve el valor de abandonar… el hacer el payaso sin más y la seguridad de la comedia atrevida sin más. Me dije “Creo que voy a intentar hacer una película más profunda y no ser tan gracioso de la misma manera. Y quizás salgan a la luz otros valores que sean interesantes o beneficiosos para el público”

Sin ser tampoco un drama profundo, Annie Hall habla de las relaciones de pareja, de sus sinsentidos, de sus alegrías y sinsabores. En la película se nos muestra todo el desarrollo de la relación de Annie y Alvy desde el principio hasta el final. Observamos desde cómo se conocen, cómo se enamoran, con sus  inseguridades iniciales y su curiosidad mutua, hasta el decaimiento, el hastío y finalmente la ruptura. Todo ello expuesto con un lenguaje directo que la gente puede identificar como propio. Así esta relación entre Alvy y Annie es como otra cualquiera puede tener. Con los mismos problemas, los mismo miedos y las mismas necesidades.

“Sentía instintivamente que una película en la que me dirigiera directamente al público y hablara personalmente de mis problemas les interesaría, porque tenía la sensación de que muchas de las personas del público tenían los mismos sentimientos y los mismos problemas.”

Alvy
Aunque desmentido hasta la saciedad por sus protagonistas, esta relación entre los dos protagonistas tiene muchos puntos en común con la que mantuvieron los propios actores: Diane Keaton y Woody Allen. Al igual que Alvy, Allen ya había estado casado dos veces cuando conoció a Diane. Ninguno de los dos matrimonios acabó bien: de Harlene Rosen se separó cuando ésta le denunció por utilizarla constantemente en sus monólogos (referida en ellos como “la temible Sra Allen”) y de Louise Lasser, cuando ésta se obsesionó con el suicidio de su madre (aunque esta circunstancia no le impidió aparecer en Bananas y Todo lo que…). Además, Alvy también es monologuista y guionista de otros cómicos al igual que lo fue Allen en sus primeros tiempos y también lleva “quince años de psicoanálisis a cuestas”.

Annie Hall
Por otro lado, Diane Keaton no sólo comparte apellido con su personaje (su nombre real es Dianne Hall) sino también mucha de su personalidad. Al igual que Annie, Diane es excéntrica, soñadora, tiene un sentido personal de la moda y siente atracción por el mundo de la música y Hollywood. Incluso la familia de Annie fue elegida por su parecido con la de Diane. Por último, según la propia Keaton, ella también empezó a visitar al psicoanalista como recomendación de Allen.

Sin duda, está película representa un paso adelante en la evolución del director. No sólo por la historia en sí sino también a nivel técnico gracias a dos profesionales con los que trabaja en su desarrollo: Marshall Brickman (co-guionista de ésta, El dómilón, Manhattan y Misterioso asesinato en Manhattan) y Gordon Willis (jefe de fotografía de El Padrino). Junto con Marshall, Allen se atreve a romper la cronología de la historia insertando escenas de su infancia, imágenes partidas, escenas de dibujos animados y hasta subtítulos con los pensamientos de los personajes. En otro término, Gordon le enseña a jugar con la iluminación, las sobras, los fundidos,… A partir de Annie Hall las películas de Allen cobran una gran fuerza visual que se hará patente en su siguiente película Interiores.
Alvy "domando" a una langosta
Por último, cabe reseñar que todos los elementos característicos del cine de Woody Allen están ya presentes, y por primera vez, todos juntos en la película: Manhattan, el psicoanalista, el pesimismo (“la vida se divide entre lo horrible y lo miserable”), la osesión con la muerte, la repulsión hacia California, Wagner,…

La película fue un auténtico bombazo en taquilla y  según muchos críticos suele ser “la película favorita de Allen de casi todo el mundo”. Ese año ganó cuatro Óscars: Diane Keaton por Mejor Actriz, el productor Charles H. Joffe por Mejor Película y Woody Allen por Mejor Guión y Dirección (Woody también estaba nominado a Mejor Actor, de haberlo logrado habría sido el primero en la historia en obtener los tres premios). Sin embargo, Allen no va a recogerlos porque tiene su concierto de los lunes en Nueva York. En realidad, cada día se aleja más de los medios y concede menos entrevistas. El director se vuelve cada vez más ermitaño.



INTERIORES / INTERIORS (1978)

Después del éxito de Annie Hall, Woody Allen quiso ir más allá en su distanciamiento de la comedia y acometió la que sería su primera película dramática: Interiores.


Interiores habla de una familia de tres hermanas, todas dedicadas al arte, y de cómo asimilan la noticia de que su padre ha decidido separarse de su controladora y mentalmente inestable esposa, Eve. Esta mujer (interpretada por Geraldine Page) es decoradora de interiores y su gusto decorando expresa su personalidad. Obsesionada por los tonos tierra y los colores suaves, lo impregna todo a su alrededor de una terrible frialdad y rigidez. En la película, ella representa la muerte, una muerte espiritual que devora poco a poco la vitalidad de las personas que la rodean. Cuando su marido que se ha pasado años viviendo con ella decide por fin separase decide buscar una pareja más vital. 
“Creó un mundo alrededor de nosotros en el que existíamos… en el que todo tenía su lugar, en el que siempre había una especie de armonía. Una gran dignidad… Era como un palacio de hielo” 
Eve, una mujer fría y obsesiva
Sin embargo, sus hijas tienen que seguir lidiando con ella y con la situación creada. Cada una de ellas lo hace a su manera. Flyn, la pequeña (interpretada por Kristin Griffith), que actúa en telefimes, prefiere alejarse y sumergirse en el superficial mundo del espectáculo. Renata (Diane Keaton), la mayor, es una reconocida escritora y normalmente utiliza su arte para expresarse. Sin embargo, ahora está atravesando por una depresión en parte debido a que teme acabar como su madre. Temor justificado por el egoísmo y la frialdad que demuestra hacia los demás (sobre todo su marido y Joey). Por último está Joey (Mary Beth Hurt), la mediana, cuya personalidad es la más emocional de las tres. Como dice el propio Allen, ella es la única que puede salvarse de la influencia de su madre. Sin embargo, se siente frustrada porque es incapaz de expresar sus emociones al no tener talento para el arte. Además es la que tiene que cuidar de Eve, por la que siente un profundo amor aunque ésta  la desprecie continuamente.

Joey, Renata y su madre Eve

Interiores es, como su nombre indica, una película intimista y terriblemente claustrofóbica. Toda la cinta está rodada en espacios cerrados y con una iluminación muy tenue, la única imagen exterior es ese mar embravecido que no encuentra descanso. Toda la fotografía invita a la reflexión, a la exploración de los sentimientos de éstas pobres almas perdidas. 

Allen y Willis, dos genios en su campo
La belleza de la iluminación de la película y los decorados se debe en gran medida a Gordon Willis, jefe de fotografía, con él Woody inicia su primer intento de rodar una película al “estilo europeo”. Sin duda, la influencia de Ingmar Bergman se nota en toda la cinta. El héroe de juventud de Allen recibe aquí un sentido homenaje. Aunque es posible que no fuera premeditado y Allen simplemente recurriera a un estilo que conocía bien para acometer su primer drama.

Como era de prever la película fue un fracaso de taquilla y crítica. El público americano simplemente no estaba preparado para que su mayor estrella cómica les ofreciera este drama tan denso e intelectual. Muchos le acusaron de pretencioso y de ser demasiado ambicioso. Los productores tampoco están muy contentos y empiezan a presionar a Allen como nunca antes. Sin embargo, Woody ha dado un paso del que nunca dará marcha atrás. Con el tiempo dejará de escribir chistes para el New Yorker (actividad que venía realizando desde los cincuenta) y abandonará sus ocasionales apariciones teatrales. A partir de ahora Woody se dedicará a su cine. Tanto si gusta, como si no.  
“Interiores era lo que yo quería hacer y lo mejor que podía hacerlo en ese momento. […] Creo que ahora podría rehacer la película y hacer que fuera un éxito”

1 comentarios:

luis ayala dijo...

Amante de Annie Hall

Saludos

Publicar un comentario

 
Copyright 2009 1001 películas y un destino. All rights reserved.
Free WordPress Themes Presented by EZwpthemes.
Bloggerized by Miss Dothy